01329307

Desde donde entiendes las cosas…

Necesitas un punto de referencia desde donde entiendes las cosas para poder seguir adelante. Este punto de referencia está dado por el tiempo y espacio en el que uno se desenvuelve, me explico:

  • Con los pasos de baile que aprendimos en nuestra juventud, bailaremos todos los ritmos futuros y pasados. Ver a gente más grande que uno bailar es un verdadero viaje en el tiempo.
  • Uno juzga la buena música o la buena literatura o el buen cine a partir de lo que escuchamos a edades tempranas. Toda obra futura o presente la juzgaremos con respecto a esta referencia.

Por supuesto existen excepciones y gente especializada que puede tener referencias más sofisticadas, o bien mutarlas para poder juzgar con respecto a la época, pero no me detengo en ello.

Me tocó vivir en una época donde la irreverencia y el sarcasmo era la norma -a comparación de otras épocas un donde el idealismo o la represión era lo común- y desde ahí me toca juzgar lo que veo o escucho.

¿Qué veo? que en 40 años no se ha producido una nueva narrativa épica popular como Star Wars… tal vez Avengers se esté acercando a ello.

¿Qué escucho? la última gran invención del rock fue el grunge, y de ahí todo ha sido referirse al pasado, aunque esta tenencia se arrastra desde principio de los 90’s con un mini-renacimiento de la moda de los 60’s.

Referirnos al pasado de manera nostálgica tiene un dejo de romanticismo que nadie resiste, pero se nos olvida a veces que el pasado no necesariamente era mejor que el presente. Tal vez lo sabemos pero necesitamos voltear a ver nuestra referencia para seguir “adelante”, y ojalá para no cometer los mismos errores.

hqdefault

The Province of the Brave

Poco a poco voy dejando atrás viejas listas de canciones. Nunca había pensado que las listas de canciones tenían temporalidad… no al menos las que yo hacía… No sé por qué a todo lo que hago quiero dejarle un sello de intemporalidad, de versión definitiva, corte y se imprime. Regresando a lo de la lista de canciones, me pongo a pensar que tal vez sea yo el único que se haya detenido a pensar en ello.

Me acordé de la lista amarilla que hice en la escuela, creo es la más íntima -porque son canciones que me delatan- y aún así no es definitiva… tal vez por la pena de la canción de Travis – Why does it always rain on me?- taaaan reproducida en la época, y que era infaltable en toda lista de adolescente perdedor. Eso pudiera parecer desde el exterior, eso sería una explicación fácil, sin embargo… a mi me gusta la canción… y aunque en la época pudiera haber parecido un loser tarareando su melodía, creo que la lista intenta explicar(me) como algún nostálgico de una vida que no había tenido… no como un loser, porque nunca me sentí así… solo hasta ahora que no lo soy… me doy cuenta de que lo era…

Cuando hice la lista y había recién descubierto Thursday’s Child de Bowie tal vez pensé que esa sería la canción que me acompañaría toda la vida: el niño que nació el día equivocado, extendiéndolo al poema de Vallego: un día en que Dios estaba enfermo…

Ahora, años después que descubro Province de TV on the Radio, y que proclama -hay canciones que dicen, sugieren, y otras que efectivamente proclaman, establecen, aseveran, ésta es una de ellas- que el amor es del reino de los valientes, me doy cuenta que Bowie, a pesar de ser The Man who Fell to Earth, supo superar su handicap emocional como un valiente y se atrevió a amar, sin pensar en las consecuencias. Llegado él al reino – tal vez el mismo reino del que nos habla Houellebecq en las Partículas Elementales- hace su proclama… solo los valientes merecen el amor, solo el que se atreve a emprender la cruzada logra rescatar a la princesa del castillo… los demás que se queden leyendo los testimonios, aquí solo estamos los atrevidos, those who dare…